Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconnanknight: More from NanKnight


More from deviantART



Details

Submitted on
November 5, 2012
File Size
15.2 KB
Link
Thumb

Stats

Views
120
Favourites
5 (who?)
Comments
5
Downloads
4
×


Capítulo 22 – La voz del Tirano



Cuando, la noche anterior, los confiados habitantes de Ponyville se fueron a dormir, ninguno podría haberse imaginado que despertarían horas antes del amanecer… cuando el sol se levantara en el horizonte obligado por un poder ajeno, y la luna se mantuviera fija en el cielo, negándose a ocultarse tras los montes, retenida por la misma voluntad maligna que obligaba al avance de su hermano el sol.

Varios ponis en Ponyville comenzaron a salir desconcertados de sus casas, no pudiéndose explicar el misterioso y descoordinado baile cósmico que sucedía sobre sus cabezas. Tan solo algunos despistados no notaron la diferencia, como la fiel cartera Derpy, que al ver el sol arriba en el firmamento tan temprano, creyó haberse levantado tarde y se apresuró a aventajar su ruta de reparto.

La mirada de la mayoría de los habitantes de la villa ya estaba concentrada en el cielo, cuando una nube negra y terrible comenzó a elevarse desde la ciudad capital de Canterlot. La nube creció en tamaño y negrura hasta que cubrió una gran parte del cielo. De ella, emergió una figura siniestra y extraña, que al momento en que alcanzó la altura necesaria como para que los rayos del sol la iluminaran se reveló como lo que parecía ser un poni.
Pero no cualquier poni.

De gran tamaño y figura fornida, su cuerpo estaba cubierto por un pelaje de color negro intenso, mientras que su melena, negra igualmente, ondeaba  aun sin viento, descomponiéndose en colores ultramares, morados y carmesíes. Un par de enormes alas emplumadas, cuyas puntas parecían ser de color tornasol lo sostenían al vuelo, y sobre su frente un enorme e imponente cuerno de unicornio fulguraba con un oscuro poder.

Su cuerpo estaba cubierto por una férrea y terrible armadura color negro que le cubría desde los cascos hasta la cabeza. Entre las uniones de las placas de la armadura, relumbraba una especie de brillo rojo, como el del intenso fuego de un alto horno, como si debajo de aquella indumentaria, el cuerpo del poni fuera lava incandescente.

El poderoso alicornio miró hacia abajo con sus ojos color ultramar inyectados en sangre que centelleaban y llameaban con un poder y una intensidad  aun mayor a la de un dragón. Podía sentir que no solo Canterlot y Ponyville, sino que Cloudsdale, Manehattan, Fillydelphia, Las Pegasos, Baltimare y aun la lejana Cloptown y los límites distantes de Appleloosa, y todos sus habitantes temblaban de miedo ante su Presencia Pavorosa.

Finalmente, comenzó a hablar con una voz atronadora y terrible. Una variante de la Voz Real de Canterlot que resonó en todos y cada uno de los rincones de Equestria, distorsionada con un eco y un rugido similar a la voz de miles de truenos que azotan al mismo tiempo, pero terriblemente clara y profunda. Esto fue lo que dijo:

—Habitantes de toda Equestria. Ahora, ustedes no me conocen, pero YO los conozco bien a todos y cada uno de ustedes.

»Yo soy Azorakt el Magnífico, el Inmisericorde, Dueño de los Destinos de Equestria, Líder Supremo de las Hordas de Más allá del mundo y Nuevo Regente Absoluto de este Mundo.

»Es para mí, un placer informarles, diminutos e insignificantes vasallos, que la Era Solar en Equestria ha llegado a su fin. El Reinado de las Dos Princesas, terminó. YO, Azorakt, con mi infinito poder me he tomado la libertad de exiliar a Celestia y Luna, cada una al astro que celosamente custodiaban y levantaban durante tantos siglos, y erigirme Rey sobre todo el reino glorioso de Equestria.

»Ahora, sin vuestras Grandes Defensoras aquí, empieza una Nueva Era Oscura para este mundo. Ahora, Equestria conocerá todos y cada uno de los males que hemos traído para ustedes desde el Mundo que Existe Más Allá de Este. Todo intento de resistirse será fútil. Lo mejor para todoponi, es que acepten su pronta y dolorosa perdición desde este momento, pues aun quienes logren sobrevivir, servirán como esclavos de las Hordas por el resto de su existencia, que les garantizo, será corta.

»Y para quienes quieran ver una prueba más de mi poder sin límites, ahora destruiré los dos astros, las bellas joyas que vuestras Princesas guardaron tan celosamente durante miles de años. Ya lo he dicho, mis pequeños ponis. En cuestión de horas, hare que el sol y la luna colisionen autodestruyéndose. En ese momento, vuestra esperanza estará muerta. Y significará que vosotros, muy pronto, también.

»Y una cosa más —añadió el tirano antes de volver a descender sobre la nube negra que encubría Canterlot de los ojos de los ponis en toda Equestria —si las prodigiosas salvadoras del Reino, las Ponis de la Armonía, desean venir y hacer frente a la última gran amenaza que se cernirá sobre Equestria, las estaré esperando ansioso… eso si logran llegar hasta aquí.


Y con una risa siniestra que heló la sangre de ponis grandes y chicos a lo largo del reino, el maligno Azorakt desapareció de la vista.

Entonces, un sentimiento de desamparo y derrota, se extendió por toda Equestria. En Ponyville, algunos pequeños potrillos comenzaron a llorar, mientras que sus padres miraban con miedo sin saber que decirles. El peso abrumador de la sentencia hizo que las alas de los pegasos perdieran las fuerzas y los hicieron descender con desencanto hasta el suelo. Algunos ponis, en cambio, se habían quedado pasmados, como inmóviles, mirando hacia arriba, donde el sol se movía lento y titubeante en su escalada por llegar al cenit, el punto más alto del cielo, mientras, con horror, notaron que la luna había comenzado a moverse también, en la dirección contraria, no para ocultarse tras el horizonte sino en rumbo de colisión con la otra lumbrera.

Todo estaba perdido. El reino estaba condenado. No había nada más que hacer.
Y justo cuando la primera poni gritó y entró en pánico, despertando a los demás de su ensoñación, para gestar el horror y la histeria general, el fin del orden, la compostura y la razón, una voz de corcel tuvo que elevarse aún más entre el griterío. Parado en la plaza principal frente la alcaldía. Su figura se veía insignificante. Un joven poni rojo, con el rostro y el cuerpo surcado de vendajes y una pata vendada y entablillada, se movía con ayuda de un hacha que había modificado para transformar en muleta, y era seguido por otras siete ponis.

—¡Ya basta! —gritó Burning Spades caminando con dificultad —¿Es todo lo que se les ocurre hacer? ¿Entrar en pánico para que la demencia y la histeria colectiva nos acabe de destruir antes que Azorakt y sus hordas?

La atención de los ponis a su alrededor se depositó en el herrero. Las miradas llenas de miedo y preocupación, todo poni en la villa se acercó a la plaza como los desprotegidos junto a una fogata.

—Miren hacia arriba, ponis. ¿Qué es lo que ven? —les dijo entonces Spades. Su situación aún era delicada y le costaba trabajo el solo dirigir el discurso. Así que, miro por encima de sus gafas a Starshine como pidiéndole ayuda solo con sus ojos. Repitió: —¿Qué es lo que ven?

—¡Nuestra perdición! —gritó una voz de un corcel desesperado entre la multitud. Entonces varias yeguas gritaron y varios potrillos comenzaron a llorar.

—¡NO! —gritó Spades para recuperar la atención de los ponis y que ellos recuperaran la compostura.

—A las Princesas… —dijo entonces Starshine, con sus dorados ojos posados en el cielo —Sus Reales Majestades, Luna y Celestia, las Princesas están ahí arriba.

La mirada de todoponi se posó de nuevo en lo alto mirando aquel macabro arreglo astronómico, pero por un instante, ya no sintieron miedo, desconfianza ni preocupación. El sol, aunque obligado a avanzar por el cielo que debía ser aun nocturno, despedía una cálida brillantez que a todos les recordó la dicha de la Celebración del Sol de Verano, mientras que la luna, clara y hermosa, aunque había comenzado a ser empujada en contra de su senda habitual, destellaba con esa luz característica de la hermosa y emocionante Noche de las Pesadillas.

—¿Lo ven? —continuó hablando la hechicera —Ellas están ahí. Nos cuidan aun desde el exilio, así que no se rindan, no se rinda ningún poni: ¡este no es el final!

El miedo se esfumó del corazón de los habitantes de Ponyville, algunos, sonrieron esperanzados al ver al rostro a los astros que, en una procesión obligada, aún les devolvían la mirada con expresión gentil. Fue en ese momento cuando con sus cascos golpeando en tierra, todos los habitantes de Ponyville dieron un fuerte aplauso a sus Princesas mostrándoles el cariño y confianza que aun sentían por ellas.

Mientras tanto, Burning comenzó a avanzar con dificultad de nuevo entre la multitud en dirección hacia la salida del pueblo.

—¿A dónde crees que vas, Spades? —lo alcanzó Rainbow sin dificultad alguna.

—Tus heridas aún son graves, tienes que volver a la cama —llegó tras ella Fluttershy.

—Esto no puede continuar así —dijo Spades sin voltear a ver a las pegasos, tras ellas ya venían también sus amigas unicornios y ponis de tierra —alguien tiene que darle una lección a Azorakt antes de que cumpla con su insensato plan.

—¿Y qué harás tú? ¿Hablarle con palabras raras y elegantes hasta que se dé por vencido? —lo enfrentó la pegaso arcoíris volando frente a él para cerrarle el paso —Admítelo, Spades, apenas si puedes caminar. Suponiendo que llegues a Canterlot en ese estado, ese Rey de los Lunáticos acabará contigo con solo pestañear.

—Aun así debo intentarlo. Soy el único que sabe algo de él y sus secuaces —con una maniobra dolorosa, el herrero rodeo a Rainbow tratando de seguir con su camino.

—Por favor, Burns. No lo estás pensando bien. —se transportó frente a él Twilight queriéndolo hacer entrar en razón —por más que me cueste admitirlo, pero es cierto: solo nosotras seis, las Portadoras de los Elementos de la Armonía podemos hacerle frente, ahora que las Princesas no están.

Al decir esto último, todos pudieron notar un gran pesar en la voz de la unicornio purpura.

—No, eso es inaceptable. Eso es lo que él quiere. —La expresión inamovible de Spades comenzaba a descomponerse, conforme la preocupación se apoderaba de él —¿Acaso creen que las dejará llegar hasta la Bóveda de los Elementos?  ¡Es parte de su plan! Si lo conozco tan bien como se, de seguro colocará a los Cuatro Ponis Terribles en las rutas de acceso para acabar con ustedes si se acercan, no puedo permitir que lo hagan.

—Lo siento, cubito de azúcar, pero no puedes hacer nada para detenernos —le dijo honestamente Applejack pasando frente a él dejándolo atrás. —Es nuestra responsabilidad ahora.

Burning se había quedado inmóvil mirando la escena. Sus seis amigas caminaban decididas por el camino a Canterlot, mientras la negra nube se cernía sobre ellas como un destino terrible. Y él se quedaba a medio camino, parcialmente imposibilitado con Starshine a su lado. Entonces el herrero quiso hacer algo, gritar, decir tantas cosas… pero antes de poder aclarar su mente, una vocecita se escuchó detrás de él.

—¡Twilight! Chicas, esperen… —Spike, el pequeño dragón de escamas color morado y espinas verdes avanzaba corriendo por la senda que venia de Ponyville poniendo todo su aliento en alcanzar al grupo de ponis.

—Spike, ¿Qué haces aquí? —lo saludó la bibliotecaria con un gran y cariñoso abrazo.

—Están bien, estaba muy preocupado. —aferrado al pelaje de la unicornio con sus garritas, Spike miraba no solo a Twilight sino al resto de las chicas —Pensé que ustedes estarían en Canterlot, y cuando escuche el revuelo en la plaza y las vi, no lo podía creer…

—Sí, Spike, estamos bien, pero ahora tenemos que encargarnos de la situación, debemos ir a Canterlot sin demora. —le dijo Twilight muy seria.

—Bien, —la miró Spike con sus grandes ojos verdes —voy con ustedes.

—Lo siento Spike, no puedes venir. Es muy peligroso. —A la unicornio se le partía el corazón de decirle eso a su querido asistente, pero era la verdad. —No vamos a una fiesta en Canterlot, es un enfrentamiento. Uno importante y peligroso y no quiero que te expongas.

—Pero yo… —unas delgadas lágrimas comenzaban a resbalar por las escamosas mejillas de Spike al escuchar la negativa.

—Ningún pero, Spike. Tienes que quedarte. Espéranos aquí, por favor —la bibliotecaria trató de sonar severa, pero era obvio el pesar en su voz.

Burning miró al pequeño Spike un momento con sus analíticos ojos dorados escondidos tras sus anteojos gruesos como lupas de aumento. Algo se encendió en su cabeza, y llamó al dragoncito que se aferraba a su querida tutora para no dejarla ir.

—Ven, Spike, deja que se vayan. —le dijo con una voz gentil, casi paternal, rara en el herrero —tienen mucho que hacer, y mientras más pronto partan más pronto estarán de vuelta. ¿No es así?

—Claro que si —trato de sonreír la unicornio.

Spike se separó de ella y se fue a parar desconsolado cerca de Burning Spades y Starshine, no sin antes lanzar una última mirada a Twilight… a las chicas… a Rarity.

El rostro del herrero se volvió a endurecer, y cuando tenía a las seis amigas a distancia como para que pudieran escucharlo, les dijo con aquella voz monótona y seria de orador que siempre había tenido:

—Escúchenme, Ponis de la Armonía, Defensoras de Equestria. Los enemigos que ahora enfrentan las conocen mejor que nadie. Tanto o más que ustedes mismas. Saben sus fortalezas, sus debilidades y su personalidad. Podrán predecir sus reacciones, y, en el caso de algunos, sabrán todas y cada una de las palabras que ustedes dirán o dirían en ciertas situaciones.

»Es por eso que su mejor oportunidad de derrotarlos es conociéndolos ustedes también. Si se lanzan a la lucha sin saber nada de ellos, no veo como puedan ser capaces de derrotarlos. Aún hay esperanza. Deben llegar a toda costa hasta Canterlot y romper la concentración de Azorakt, de manera que el rumbo de colisión del sol y la luna se detenga. Los ponis de Equestria confían en ustedes. Las Princesas, arriba, en lo alto, confían en ustedes. Todos confiamos en ustedes. Sabemos que lo lograrán y que volverán a salvo.

Las palabras de Spades eran firmes y su voz no titubeo nada al decirlas, mientras que Starshine se conmovió hasta las lágrimas, Spike lloraba desconsoladamente y las Seis Principales pudieron sentir la confianza y el apoyo de sus fieles amigos. Al final, la voz de Spades se elevó como un estruendo, al tiempo que su discurso comenzaba apenas:

—¡Ahora escuchen con cuidado, pues les revelaré el pasado, presente, poderes, habilidades y debilidades de los Cuatro Ponis Terribles!
Se revela el villano principal. El mayor de los retos que las Seis Principales esta a la puerta.

Diganme: ¿que opinan de este villano? ¿y de la aparición de spades? que opinan de como se comporta, creen que ya ha aprendido la lección?

Gracias por sus comentarios.

Capítulo anterior <<

Capítulo Siguiente >>

<<Indice de Capítulos >>
Add a Comment:
 
:iconsaeko-dark-kat:
Saeko-Dark-Kat Apr 23, 2013  Hobbyist General Artist
;o; Estoy demasiado impactada! =w= creo que esta noche terminaré de leer "Los Colores..."
Reply
:iconnanknight:
NanKnight Apr 26, 2013  Hobbyist General Artist
Deja algo para mas al rato jajaja, ok, no ^^.3.
Reply
:iconjosedx9:
otra vez a la espera de las siguientes partes...
bueno debo opinar el que principal antagonista suena un tanto "overpower" creo que se le dice asi... espero que logres plasmar bien la personalidad de cada villano principal en la historia asi como sus habilidades sumidas a las entidades que represente... espero que no dejes apartado a burning solo por sus meras lesiones y debo decir que el detalle donde burning trata de hablarle a la descontrolada audiencia para hacerles entender que celestia y luna aun siguen protegiéndolas me estremeció un poco... ya quiero averiguar que sucede luego.
Reply
:iconnanknight:
NanKnight Nov 8, 2012  Hobbyist General Artist
Es cierto. Pero es un vicio que tienen varios de los personajes alicornios de muchos fics. La figura sombria del Rey Azorakt se ira construyendo poco a poco conforme el fic avance y tal vez dé algunas sorpresas.

Burning... es algo contradictorio, puesto que no le gusta tener el protagonismo, pero tampoco se puede quedar cruzado de piernas. Ya veremos un poco mas de lo que haga en esta historia llena de inesperados giros. Gracias por comentar ^^
Reply
:iconnightmarekayser:
Excelente capitulo =D, me explico muchas cosas tales como a quienes se enfrentan y cosas así =D
Reply
Add a Comment: